Viaje al Mar Rojo
Viaje al Murcia
s

viernes, 25 de mayo de 2012

Ingleses proyectan una reserva en las Malvinas

El gobierno de Cameron argumenta que se podrá "salvar" de la extinción a especies marinas. La polémica medida apunta a ejercer soberanía.

 


El gobierno de David Cameron evalúa crear una especie de "oasis de fauna marina" para "salvar" de la extinción a especies preciosas de peces en las Islas Malvinas, en Gibraltar o Santa Elena, o sea, en territorios considerados colonias por Naciones Unidas.

La iniciativa, reportada por el diario The Times, será presentada en junio en la Cumbre de la ONU para la tierra: si se aprueba, el uno por ciento de los océanos estaría fuera de los límites para las redes de los pesqueros comerciales, lo cual permitiría crear así una vasta red de "parques" con el mandato de detener "el saqueo sistemático de los recursos marinos".

Desde la merluza de la región Patagónica y el granadero gigante que nadan alrededor de las Islas Malvinas, pasando por el pez mariposa de la napoleónica isla de Santa Elena, hasta el atún de Gibraltar: esos peces en peligro de extinción podrían "encontrar" en las colonias británicas una "esperanza de supervivencia", de acuerdo con la iniciativa de Cameron. Trasformar el mar de las históricas colonias en parques marinos permitiría repoblar las reservas de la fauna pesquera, animar al turismo y estimular las economías de las islas, argumentó The Times, que tomó como referencia a la Jornada Internacional de la Biodiversidad.

Pero tal iniciativa presuntamente para proteger el Medio Ambiente presenta complicaciones desde el punto de vista político, pues al crear parques nacionales submarinos en territorios coloniales, el gobierno de Cameron reafirmaría la soberanía de los territorios en disputa sin mover una nave de guerra. Y las tensiones recientes entre Londres y Buenos Aires en ocasión del 30 aniversario de la Guerra de las Malvinas (2 de abril - 14 de junio de 1982) así como la discusión sobre la soberanía del Peñón de Gibraltar con España son pruebas de que el colonialismo británico dejó heridas difíciles de reparar.

La semana pasada, la reina Sofía de España canceló un viaje a Londres con motivo del ‘Jubileo de diamantes‘ por el sexagésimo aniversario de Isabel II en el trono. El gobierno español consideró entonces ‘poco adecuada‘ esa visita, tras un conflicto pesquero con Gibraltar y la anunciada visita al Peñón del príncipe Eduardo de Inglaterra, hijo menor de la reina Isabel.

No fue la primera vez que salieron a la luz tensiones entre las monarquías de ambos por la cuestión de Gibraltar: Juan Carlos y Sofía se negaron a asistir en 1981 al casamiento del príncipe Carlos y Diana Spencer al considerar una ‘provocación‘ que los novios pasaran parte de su luna de miel en el territorio en litigio.

Con respecto a Argentina, Gran Bretaña envió el domingo al poderoso submarino nuclear ‘HMS Talent‘ a las Islas Malvinas como advertencia al Gobierno de Cristina Kirchner en el marco de la creciente disputa diplomática por el futuro de las islas del Atlántico Sur.

El anuncio se conoció luego de semanas de tensiones diplomáticas entre Gran Bretaña y Argentina por las islas, incluida la emisión reciente de un spot publicitario que mostraba a un atleta argentino entrenándose en Puerto Argentino para los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada