Viaje al Mar Rojo
Viaje al Murcia
s

viernes, 25 de mayo de 2012

AbyssBox, o cómo mantener vivo a un pez abisal


Los científicos no tienen demasiada idea sobre los aspectos generales de las formas de vida de las profundidades océanicas. Sucede que cada vez que sacan a la superficie una de estas criaturas, los cambios de presión terminan por matarlas. Casi todo lo que sabemos de los calamares gigante (que se encuentran en abundancia frente a las costas de Asturias) es gracias a las necropsias. Si te topas con uno de estos krakens vivo en superficie, lo más probable es que esté agonizando.
Y claro, esto es una lata… que digo yo que si andamos con dificultades para mantener vivas a especies de nuestro propio planeta, como para creer a esos iluminados que sostienen que en el área 51 el ejército USA tiene criaderos de “grises” que sobrevivieron al accidente de Rosswell.
Pero volvamos al problema de los biólogos, no al de los psicólogos. ¿Se puede crear un acuario que mantenga vivo a un crustáceo de las profundidades oceánicas? Para lograr algo así hay que crear una “pecera” que reproduzca las enormes presiones a las que se ven sometidas estas criaturas, y por lo que puedo leer esto último ya está en vía de solución.
En efecto, biólogos de la parisina Universidad Pierre y Marie Curie, trabajando en colaboración al Instituto de Investigación Francés de la Explotación del Mar, acaban de crear el AbyssBox. Un habitáculo diseñado para sostener y nutrir a los residentes abisales en su interior por largo tiempo. Todo un logro teniendo en cuenta que hay que cambiar el agua regularmente sin que la caja pierda la presión de 18 megapascales (180 bar), que es la que los peces encontrarían a una profundidad de 1.800 metros.


¿Veremos entonces pronto a calamares gigantes en los acuarios? Yo no apostaría demasiado. De momento el AbyssBox tiene una limitadísima capacidad de 16 litros, y la maquinaria necesaria para sostener tan poca agua pesa en cambio 600 kilos.
Pero bueno, este es el primer paso hacia el objetivo. Tal vez en el futuro podamos recrear en nuestros laboratorios los paisajes – casi alienígenas – de fumarolas típicas de los afloramientos termales del abismo, con sus poblaciones de crustáceos albinos incluidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada