Viaje al Mar Rojo
Viaje al Murcia
s

viernes, 28 de septiembre de 2012

¿Qué son las zonas muertas oceánicas?

Hay más de cuatrocientas zonas muertas en todo el mundo.
¿Qué son las zonas muertas oceánicas?
©NASA
Numerosos artículos hablan del fenómeno descubierto en la década de los setenta de las zonas muertas ('dead zones'). Se trata de grandes extensiones de agua en las que no encontramos casi vida. A continuación podrás descubrir el porqué de estas zonas, cómo aparecen, posibles soluciones, etc...

Las llamadas zonas muertas son áreas de grandes masas de agua-por lo general en el océano, pero también de vez en cuando en los lagos y ríos - que no tienen suficiente oxígeno para sostener la vida marina. La causa de esta "hipoxia" (falta de oxígeno) generalmente es la eutrofización, el incremento de los nutrientes químicos en el agua, dando lugar a floraciones de algas ('blooms') que reducen los niveles de oxígeno bajo el agua. El nitrógeno y el fósforo de la escorrentía agrícola son los principales culpables, pero los vertidos de aguas residuales, vehiculares e industriales e inclusive factores naturales también juegan un papel en el desarrollo de zonas muertas.

Las zonas muertas se producen en todo el mundo, pero principalmente en zonas cercanas donde se vierten aguas de  áreas de actividad agrícola e industrial.  

Algunas zonas muertas se producen de forma natural, pero la prevalencia de ellos desde la década de 1970, cuando se detectaron zonas muertas en la Bahía de Chesapeake de Maryland, así como en el Estrecho Kattegat de Escandinavia, la boca del Mar Báltico, el Mar Negro y el norte del Adriático - muestran el impacto de la humanidad.  

Un estudio de 2008 encontró más de 400 zonas muertas en todo el mundo, incluso en América del Sur, China, Japón, Australia y otros lugares sureste.

La zona muerta en peor estado es una franja de 8.500 millas cuadradas (aproximadamente del tamaño de Nueva Jersey) en el Golfo de México, no lejos de la desembocadura del río Mississippi.  

Afortunadamente, las zonas muertas son reversibles si sus causas son reducidas o eliminadas. Por ejemplo, una enorme zona muerta en el mar Negro desapareció en gran medida en la década de 1990 después de la caída de la Unión Soviética, después de lo cual se produjo un gran aumento del precio de los fertilizantes químicos en toda la región. Y aunque esta situación fue en gran parte involuntaria, los científicos, los políticos y  los responsables de Naciones Unidas han aprendido la lección, por lo que están presionando para reducir las emisiones industriales en áreas de todo el mundo, donde las zonas muertas son un problema. 

Un ejemplo es el esfuerzo que están haciendo los países a lo largo del río Rin para reducir las emisiones de aguas residuales e industriales, reduciendo los niveles de nitrógeno en la zona muerta del Mar del Norte en más de un 35 por ciento.  En los EE.UU., las zonas muertas también se han reducido en el río Hudson y en la Bahía de San Francisco tras grandes esfuerzos de limpieza. A pesar de ello, las condiciones hipóxicas continúan plagando el Golfo de México, debido a la contaminación desatada por el huracán Katrina y el derrame de petróleo de BP, así como por el impulso federal para aumentar la producción de maíz del Medio Oeste, lo que aumenta la carga de nutrientes en un sistema ya sobrecargado.

Los esfuerzos globales siguen trabajando para revertir este fenómeno antes de que se extienda a más regiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada