Viaje al Mar Rojo
Viaje al Murcia
s

jueves, 6 de septiembre de 2012

La pesca de arrastre erosiona y modifica el fondo marino

Según revela un estudio publicado en la revista 'Nature'
La pesca de arrastre erosiona y modifica el fondo marino
©CRG Geociencias Marinas, Universidad de Barcelona
Un nuevo estudio realizado por el departamento de geociencias marinas de la Universidad de Barcelona junto al Insituto de Ciencias del Mar de Barcelona (CSIC), revela que los humanos han estado alterando el fondo del océano durante década con la pesca de arrastre.
La pesca de arrastre - una técnica de pesca que arrastra grandes redes en todo el fondo marino - ha nivelado el fondo del mar en el Mediterráneo, y probablemente otras fondos, como se muestra en la imagen del cañon de La Fonera (Palamós) desde un submarino operado por control remoto.
Los arrastreros están allanando el fondo del Mar Mediterráneo y es probable que esté sucediendo lo mismo en otros mares, donde se sigue realizando esta practica. 

Una nueva investigación publicada en la revista Nature, el pasado 5 de septiembre, revela que la pesca de arrastre, las redes de arrastre masivo por todo el fondo marino para capturar alimentos como el camarón de aguas profundas, arrastra los sedimentos, dejando espacios vacíos y creando suaves llanuras submarinas.  

"Los pescadores están haciendo lo mismo que realizaron los agricultores en tierra muchas décadas atrás", explica Pere Puig, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en Barcelona, quien ha dirigido la investigación.  "Los caladeros son como campos de cultivo, pero tienen que haber algunas limitaciones para evitar la extensión de los impactos de la pesca de arrastre", declara el científico.

Puig y su equipo de investigación iniciaron el análisis del impacto de la pesca de arrastre después de descubrir en el 2002 que esta técnica de pesca movía el sedimento más que los procesos naturales en un área de la costa española: el cañón submarino de La Fonera, cerca del puerto de Palamós, donde faenan unos 180 arrastreros de fondo. 

Los científicos colocaron un instrumento a 980 metros de profundidad, en el cañón, para medir el flujo de sedimentos producido por procesos naturales y por la pesca de arrastre. Según los datos conseguidos los deslizamientos de lodo diarias y sus consiguientes corrientes, que se movían tan rápido como 38 centímetros por segundo, transportando más de una tonelada de sedimentos por metro cuadrado. En total unas 5.378 toneladas de sedimento se ha trasladado de esta manera en el transcurso de 136 días de seguimiento, y hay que recordad que pesca de arrastre ha estado en vigor desde 1970.
Los efectos de esta erosión del fondo marino sobre las criaturas demersales sigue siendo desconocido, aunque la actividad posiblemente podría tener efectos que van desde la pérdida de diversidad de especies debido a la pérdida de hábitats singulares, a cambios en la forma de funcionamiento del ecosistema en su conjunto, afirmó Puig. Además la nivelación del fondo marino por los arrastreros es probable que no se limite a la costa mediterránea. La pesca de arrastre es un arte muy usado en la mayoría de las pesquerías del mundo, desde el Golfo de México frente hasta cerca de Australia y Nueva Zelanda. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada